fbpx

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes en la gripe?

 In Actualidad, Medicina general

¿Se puede prevenir la gripe?

gripe

Justo con la entrada del invierno, en la segunda quincena de diciembre, la gripe comienza a hacer estragos a gran velocidad. Para prevenirla y combatirla lo mejor es conocerla bien aquí va un informe detallado sobre quién es la gripe y porqué nos odia tanto. 

¿Qué es la gripe?

Es una infección de las vías respiratorias causada por el virus Influenza y que se contagia fácilmente de una persona a otra 

¿Por qué se propaga tan rápido?

La gripe se transmite con mucha facilidad entre la población general ya que es muy difícil ponerse a salvo del virus. Se transmite

  • Por pequeñas gotas que se expulsan al toser o estornudar
  • Por contacto con la piel o oral con personas enfermas de gripe
  • Por tocar o compartir cubiertos, vasos u otros objetos sin limpiarlos debidamente.

¿Cuáles son los síntomas?

El período de incubación de la enfermedad es de dos días. La gripe comienza de forma brusca y los síntomas son

  • Fiebre alta (39 ºC – 40 ºC)
  • Tos seca
  • Dolor de cabeza y cuello
  • Malestar general
  • Nariz tapada
  • Sensación de enfriamiento
  • Secreción nasal
  • Agujetas

También puede provocar diarreas, náuseas y vómitos (sobre todo en niños). Los síntomas pueden durar entre dos y siete días pero la tos y el cansancio pueden durar por lo menos tres semanas más.

¿Cómo combatir la gripe?

En el mercado existen analgésicos y antitérmicos que ayudan a reducir alguna de las molestias pero es importante tener en cuenta que no hay ningún medicamento que cure la gripe, ni siquiera los antibióticos.

En el caso de personas con alto riesgo de complicaciones, el médico puede prescribir antivirales como zanamivir o osteltamivir, que reducen la duración de la gripe y las complicaciones pero que se han de comenzar a tomar antes de 48 horas del inicio de los síntomas.

Si no hay complicaciones el médico os recetará analgésicos, antitérmicos y os dará las siguientes indicaciones:

  • Bebed agua, zumos, caldos e infusiones. Si no tenéis hambre no comáis alimentos sólidos pero no dejéis de beber.
  • No fuméis
  • Descansad y haced reposo. Tomad las medidas necesarias si tenéis que faltar al trabajo y tened en cuenta que el contagio masivo se produce por la cantidad de enfermos que salen a la calle a difundir los virus.
  • Cuando tengáis la gripe no dejéis ningún tratamiento que estéis tomando habitualmente.
  • Para la irritación de la garganta van bien los caramelos sin azúcar. Evitad toser si no es para sacar mucosidad.

¿Se puede prevenir?

La mejor manera de protegerse y evitar la propagación de la gripe es la vacunación, sobre la cual hablaremos en el siguiente apartado. La alternativa es seguir unas buenas prácticas de higiene

  • Tapaos la boca y la nariz con pañuelos de papel cuando tosáis o estornudéis, y lanzadlos después de cada uso.
  • Debéis lavaros las manos a menudo con agua y jabón o con productos que contengan alcohol, especialmente después de de haber tosido o estornudado.
  • Ventilad a menudo los espacios cerrados abriendo las ventanas.
  • Evitad el contacto cercano con personas enfermas y no compartáis comida ni objetos sin limpiarlos debidamente.
  • No salgáis a la calle si os sentís enfermos.
  • Limpiad y desinfectad regularmente las superficies duras, sobre todo las que entren más en contacto con las manos (esto es especialmente importante en las aulas y oficinas).
  • Limpiad frecuentemente los juguetes, los instrumentos musicales, los lápices y, en general, el material escolar compartido.         

¿Es recomendable vacunarse?

Conviene que las personas con un alto riesgo de complicaciones se vacunen cada año ya que el virus de la gripe cambia continuamente.

  • Personas de 60 años o más.
  • Personas internadas en instituciones cerradas: residencias geriátricas, centros de día…
  • Adultos y niños con enfermedades pulmonares o cardiovasculares crónicas, asma incluida.
  • Adultos y niños sometidos a vigilancia médica u hospitalización durante el año anterior por causa de enfermedades crónicas metabólicas.
  • Personas con obesidad mórbida.
  • Mujeres embarazadas.

¿Qué ha sido de la gripe A?

En 2009 apareció una nueva variante del virus de la gripe A, el virus A(H1N1)v que no se había difundido nunca entre los humanos y que llegó a causar una pandemia gripal. Sin embargo la mayoría de casos tuvieron un carácter leve y siguieron un curso sin complicaciones.

En agosto de 2010 la Organización Mundial de la Salud declaró la fase postpandémica de la gripe A(H1N1)v. Des de entonces el virus ha pasado a comportarse de forma similar a otros virus de la gripe estacional que circulan durante los períodos epidémicos y, por este motivo, se ha incorporado a la composición de la vacuna antigripal.

 

Recommended Posts
esquiaralergias