LOADING

Type to search

Odontología

8 formas de superar la odontofobia

Share

A casi nadie, le gusta ir al dentista, las agujas, olores, incluso la silla, nos producen cierto grado de ansiedad, sin embargo un 15% de la gente, según la OMS, sufre odontofobia: miedo irrefrenable, terror al dentista. Los profesionales intentan solventar ese salto mejorando la comunicación con el paciente, con anestesia, sedación etc. Clinica Ariño, por ejeplo,  pone a disposición sus pacientes las gafas virtuales antipánico, para entretenerte viendo un audiovisual, dibujos animados o una película mientras los profesionales realizan el tratamiento que necesitas. Veamos 8 consejos para superar el miedo al dentista: porque los miedos son desechables, pero los dientes son para siempre.

  1. _ Evita cualquier producto excitante y acuéstate temprano el día antes de ir a la consulta.
  2. _Mindfulness: Llega antes de la cita concertada y, una vez en la sala de espera, respira profundamente, concéntrate en tu respiración y permanece atento a ella hasta que todo acabe si es posible.
  3. _ El dentista puede ser tu principal aliado. Trata de entablar una relación de confianza con el odontólogo para que se haga cargo de la situación. Hablando de ella la tensión se rebaja.
  4. _Si te mareas no pasa nada, puedes marearte tranquilamente, ya que estás tumbado y no te vas a caer.
  5. _Si con la anestesia no es suficiente, y dependiendo del procedimiento que haya que realizar se puede recurrir a la sedación en la misma consulta. Esta técnica no presenta efectos secundarios y es particularmente útil para los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores y discapacitadas.
  6. _No retrases lo inevitable. Valoremos los beneficios de ir al dentista frente a los problemas y costes de no hacerlo por angustia.
  7. _Convierte la visita al dentista en un hábito. Solemos sentirnos seguros en las situaciones más rutinarias de nuestra vida.
  8. _En casos muy extremos, cuando el dentista lo considere oportuno, puede incluso derivar al paciente con pánico exagerado a la consulta del psicólogo o el psiquiatra.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *